sábado, maio 15, 2021
Home > Notícias > Ato solidário ao povo panamenho. Notícia Internacional

Ato solidário ao povo panamenho. Notícia Internacional

07/12/2012

Governo Martinelli vem cometendo uma série de violações aos direitos humanos e sucessivos ataques a organização dos movimentos social e sindical

Escrito por: CUT Nacional

O governo de Ricardo Martinelli, fiel aliado dos Estados Unidos, vem cometendo desde o ínicio de seu mandato uma série de violações aos direitos humanos, com sucessivos ataques a organização dos movimentos social e sindical. Dois eventos recentes comprovam tais ações: a chamada para o julgamento de nove dirigentes sindicais (Confederação, secretários e ex-secretários-gerais dos Sindicatos) e a repressão policial contra manifestantes na província de Colón. Diante dos fatos, o Panamá foi incluído em 2011 na lista de 25 países violadores de direitos trabalhistas.

Aproveitando o Dia Internacional dos Direitos Humanos, lembrado nesta segunda-feira, dia 10, a Confederação Sindical de Trabalhadores e Trabalhadoras das Américas (CSA) promoverá um ato em frente ao Consulado do Panamá em São Paulo, a partir das 10h, em solidariedade ao povo panamenho. A CUT é uma das entidades que apóiam a manifestação.

Veja abaixo carta divulgada pela CSA denunciando os crimes cometidos pelo governo Martinelli:

ALERTA: MAS CARNICERIA Y MAS PERSECUCION ANTISINDICAL EN PANAMA

La persecución antisindical y contra los movimientos sociales en Panamá, lejos de minimizarse, se intensifica. Dos hechos recientes dan muestra de ello: el llamamiento a juicio de 9 dirigentes sindicales (Secretarios y ex Secretarios Generales de Confederaciones Sindicales) y la reciente represión policial desatada contra el pueblo de Colón.

El primero se inició cuando, en el 2009, el gobierno antisindical de Ricardo Martinelli, a través de la Ministra de Trabajo, solicitó una auditoría sobre el uso de los fondos del subsidio estatal para educación sindical manejado por las organizaciones sindicales. El informe de dicha auditoría fue utilizado para promover denuncias penales contra los dirigentes. Sin embargo, luego de ser analizado por el Ministerio Público y el Órgano Judicial, se concluyó que no había delito en la actuación y manejo de los dirigentes, sino algunas anomalías que eran producto del sistema administrativo que se utilizaba y se ordenó sobreseimiento provisional del caso.

En el 2011, luego de que Panamá fuera incluida en la lista de 25 países más violadores de los derechos laborales, la Ministra de Trabajo, enfurecida, pidió al Órgano judicial reabrir el expediente. Así se hizo, sin prueba ni argumento alguno.

En el 2012, luego del rechazo de los trabajadores de todo el mundo a la presencia del Presidente Ricardo Martinelli en la 101 conferencia de la OIT, se giró una orden para la indagatoria de los tres dirigentes sindicales presentes en dicha conferencia y finalmente, luego de las protestas registradas en Colón en octubre de 2012 y apoyadas por el movimiento sindical, se hizo el llamamiento a juicio a los 9 dirigentes sindicales y se lanzó una fuerte campaña difamatoria, a través de un diario vinculado al gobierno.

El proceso seguido a los dirigentes ha estado viciado desde el principio. Se hizo una investigación parcializada y se impidió, por parte de la Fiscal, el derecho a la defensa de los acusados. Se publicitó durante toda la investigación las acusaciones contra los dirigentes, violando todas las normas sobre presunción de inocencia. Se manipularon las pruebas por parte de la Fiscalía. Se han dictado medidas cautelares como si nuestros compañeros dirigentes panameños fueran delincuentes peligrosos y, finalmente, se los ha llamado a juicio con el ánimo de amedrentarlos y callar sus voces de disidencia social. Todos estos hechos hacen evidente la persecución antisindical.

Más carnicería después de Changuinola

Por otro lado, en la provincia de Colón se reprimió a sangre y fuego la protesta contra la venta de las tierras de la Zona Libre de Colón, iniciativa gubernamental que buscaba producir ingresos al gobierno para pagar el déficit fiscal del año 2013 y de paso, hacer negocios por parte del Presidente Martinelli y su camarilla.

La protesta del pueblo colonense y del movimiento sindical fue contundente. Sin embargo, el gobierno hizo oídos sordos al diálogo y trajo a las tropas de la frontera (ejercito inconstitucional) para reprimir al pueblo, produciéndose un saldo de 4 muertos y cientos de heridos, que aún no se acaban de contabilizar debido a que muchos no acuden a los hospitales por temor a ser apresados por la policía. El uso excesivo de la fuerza policial ha sido evidenciado en los muertos, heridos y denunciado por la Defensoría del Pueblo y por Human Rights Everywhere (HREV).

La apertura de causa criminal contra dirigentes sindicales del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (SUNTRACS) a raíz de las protestas a nivel nacional, son otra muestra de la persecución sindical.

Aunque ha sido instalada una mesa de diálogo, el Frente Amplio por Colón y el Movimiento Sindical exigen la investigación, por parte de una comisión independiente, de los asesinatos durante la protesta y castigo para los asesinos. Contemplan incluso la posibilidad de ir, si es necesario, hasta la Corte Internacional de la Haya, denunciando criminalmente al gobierno de Panamá.

Evidentemente el gobierno de Martinelli utiliza el juicio contra los dirigentes sindicales cada vez que intenta asustarlos. He estado en Panamá la semana pasada y he visto con mis propios ojos que el presidente está muy lejos de cumplir su objetivo. Por otro lado, la carnicería de Colón no es la primera, sino la tercera. A la de Changuinola (que fue la primera del gobierno Martinelli), donde todavía sigue muriendo gente envenenada por el plomo de las balas que les quedaron dentro del cuerpo, siguió otra. Hay cientos de heridos y varios muertos como resultado de esas represiones.

Los Sindicatos debemos reaccionar frente al Carnicero de Panamá. Por ello, pedimos que el 10 de diciembre, día internacional de los Derechos Humanos, delegaciones sindicales se concentren frente a las embajadas y consulados de ese país, manifestando su repudio a la política carnicera y antisindical.

Adjuntamos también un modelo de carta para enviar a la presidencia de Panamá antes de esa fecha y para que se entregue una copia de la misma en las embajadas y consulados. La dirección es [email protected]

Desde la CSI se ha manifestado también la voluntad de exhortar a las afiliadas de otras regiones del mundo a realizar esta misma acción.

Víctor Báez Mosqueira

Secretario General

 

 

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *